Las sillas infantiles para el coche más seguras de 2019

Fecha:

Recopilamos los sistemas de retención infantil mejor valorados en el último informe del RACE

Los Sistemas de Retención Infantil (SRI) o, como los conocemos popularmente, sillas infantiles para el coche pueden reducir hasta en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones de niños en los accidentes de tráfico, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). A pesar de que estas protecciones son obligatorias para menores de 12 años cuya estatura no alcance los 135 centímetros, el organismo advierte de que el 40% de los niños fallecidos en percances de automóvil no utiliza ningún sistema de retención.

Estas precauciones no son asunto menor, ya que la DGT apunta a los accidentes de tráfico como la principal causa de muerte entre los menores de 14 años. Es por eso que la entidad también hace hincapié en algunas recomendaciones básicas para elegir una silla adecuada tanto para el niño como para el tipo de automóvil en que se utilizará:

  • Comprobar que la silla esté homologada con alguna de las dos normativas europeas: la ECE R44/04 o la ECE R-129 (i-Size). Para confirmarlo, basta con buscar la etiqueta con la E, que especifica el tipo de vehículos y el peso del niño para los que está indicada.
  • Valorar la comodidad y la adaptación del niño a la silla para asegurar que aceptará ir atado.
  • Asegurarse de que la silla se adapte perfectamente al asiento del coche y a los cinturones de seguridad.
  • De ser posible, solicitar las instrucciones de instalación con el vendedor y valorar positivamente las que requieran un proceso más sencillo.

¿Pero qué hay de la eficacia de cada silla en lo que respecta a la seguridad ante un accidente? ¿Son todas iguales? Para responder a esas cuestiones, el Real Automóvil Club de España (RACE) elabora cada año, junto a los principales clubes automovilísticos y asociaciones de consumidores de Europa, un estudio comparativo de SRI. Los resultados se consiguen tras probar los modelos en ensayos de colisiones, durante los que se evalúan cuatro aspectos: seguridad ante impacto frontal y lateral; facilidad de uso, limpieza y acabado; ergonomía; y sustancias perjudiciales.

A partir de las pruebas más recientes, el RACE ha publicado su primer informe de SRI de 2019, en el que califican las diferentes sillas con una clasificación de una a cinco estrellas, siendo esta última la nota más alta. El estudio ordena los distintos modelos evaluados en cinco grupos, que se delimitan de acuerdo con el peso y la estatura, así como la edad aproximada para los que están indicados y cuyas nomenclaturas son: Grupo 0, 0+, I, II y III.

Con base en este estudio, en EL PAÍS Escaparate hemos recopilado las sillas infantiles para el coche mejor evaluadas por el RACE en cada grupo, como ya lo habíamos hecho en 2018. Se trata de 11 modelos, cuyas notas generales y de seguridad no bajan en ningún caso de cuatro estrellas. Entre las sillas seleccionadas figuran por igual modelos que se sujetan por medio del cinturón de seguridad o que son compatibles con sistemas Isofix —previamente instalados en algunos vehículos—, más sencillos de ensamblar.

Leave your comment